La Desvelada

Publicado en: Información Útil el Jueves, 27 octubre 2011 por:

Todas las usanzas que heredamos a través del tiempo nos dicen  quienes somos,  nos ayudan a dar sentido y a adaptarnos a los cambios de nuestras vidas,  las tradiciones son necesarias para darnos seguridad y los  rituales para ayudarnos a aceptar los cambios que vienen a nuestra vida, sean buenos o malos.

El pueblo otomí es  rico en tradiciones que nos acercan a nuestros ancestros,  y una de las más conocidas es la  Desvelada,  que marca la fundación de una nueva familia.

La víspera de la boda la familia del novio llega a  la casa de la novia,   acompañados de un conjunto musical, con grandes chiquihuites llenos de frutas, pan y bebida.
Y así en la casa pasan la noche bailando y charlando, hasta que cercana la hora, la madrina viste y peina a la novia para partir a la ceremonia religiosa en la iglesia.

Después de la ceremonia religiosa se reúnen en la casa del novio para festejar la boda con una comida que incluye arroz, mole y frijoles; después, sigue el baile.

Algunas familias acostumbran bailar todavía el tradicional “chimare cú”.

Tanto en la casa de él como de ella los suegros les dan consejos para que vivan bien y sean felices durante su matrimonio.

Al finalizar el festejo despiden a los padrinos y a los consuegros; en otros tiempos iban a dejarlos hasta su casa.

Esta tradición tiende a desaparecer,  esperemos se pueda conservar.

 

Fuente

Instituto Mexiquense de cultura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *