Héroes nacionales

Publicado en: Laura el Jueves, 15 septiembre 2011 por:

Hoy es el cumpleaños de nuestro México querido,  y es por ello que los invito a una reflexión de lo que significa.

Hace un año hubo una campaña que nos preguntaba ¿que le vas a regalar a México?  En mi opinión hoy más que nunca es válida esa pregunta y más necesaria esa acción.  Nuestro país necesita mexicanos que se comprometan con él,  que busquen hacer una diferencia, hacerlo crecer,  necesita héroes.

No se confundan ni se intimiden por la palabra. Un héroe no requiere hacer algo majestuoso y que todos se enteren que lo hizo.  Existen muchos héroes anónimos : son aquellas personas que salen día con día  a hacer su trabajo,  preocupados por ser honestos,  servir a los demás,  que no caen en la corrupción, que tratan con respeto a su pareja y a todas las personas a su alrededor.

Esos son los héroes que al multiplicarse harán que nuestro país crezca y mejore  como nación,  una de mis expresiones es la de poner tu granito de arena,  porque con muchos granitos de arena se construye una playa.

Felicidades México.

  • Carlos Arturo Martínez dice:

    Licenciada Laura:

    Le envío un agradable saludo al tiempo que un comentario, acabo de encontrarme con su página y se me hace muy buena, le envío la página 15 de mi libro titulado “Elocuencia Mexiquense”, donde hablo de dos cosas que usted refiere, sobre los héroes y sobre el amor a México, espero sea de su agrado e interés, le comento además que tengo documentado, que este personaje inició con la celebración del 15 de septiembre en México, fue orador y anduvo en tierra mexiquense, que siempre pase lo mejor en su vida, at. Carlos Arturo

    Juan Wenceslao Barquera
    Promotor de la identidad nacional

    Hubo una época en la que los hombres creían en sus héroes. Y los
    héroes, nunca dejaron de luchar por los retos más nobles e importantes
    de los hombres. Encontraban en esto, la única forma de
    defenderse contra el tiempo. En política, México conoció esta etapa a principios
    del siglo XIX, cuando ya era nación independiente. Gran parte de la
    clase gobernante de ese entonces, hacía de la política una auténtica pasión
    para ser, y no sólo una perturbada ambición para tener. Es decir, atendían
    más a sus emociones que a sus intereses y lo que más les llenaba de ímpetu
    era la enorme tarea de reconstruir a la nación mexicana, fue entonces cuando
    se escribieron páginas dignas y elocuentes de la historia nacional.
    Hay quienes piensan que esta historia tiene personajes de primera,
    segunda y tercera fila. No es así: al teatro nacional concurren todos, y
    todos hacen la obra. Cada quien debe desempeñar el papel que le corresponda
    de una manera acertada, es así como se gana un espacio en
    las hojas escritas sobre el tiempo. Y entonces, el polvo se vuelve leve…

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *